La verdad es que desde hace tiempo le traia ganas a mi maestra y es que es una madura rubia de buen ver que esta buenisima, siempre llegaba con sus tremendos escotes que dejaban entre ver sus enormes tetas, además le gusta mucho usar minifaldas muy pegadas para que se le marque su bien formado culito y enseñe sus lindas y largas piernas, todos en el salon nos la queriamos follar, pero yo fui el gran afortunado que tuve la maravillosa experiencia de follar con mi maestra, me la chupo muy rico y pude follar muy duro su coño maduro…