Esta madura tiene mucho dinero, bueno al menos su marido, ella madamas se encarga de disfrutarlo, tiene una casa muy lujosa, con varios trabajadores, entre ellos un chef que le cocina todo lo que quiere, esta vez tenia hambre pero de polla, así que fue a la cocina a deducir a este jovencito, le enseño las tetas y allí mismo se lo follo en un buen polvo…