Una guarro puede volverse casi loco en una playa nudista viendo como todas esas mujeres se quitan la ropa y se ponen bronceador. Hay que esconder muy bien las camaritas para pasar cerca sin ser pillado y tomar esas imagenes tan guarras que nadie mas tiene. Así que la próxima mejor llevar una batería extra para seguir captando esas lindas rubias.